Los locos años veinte: esos años en los que no tienes una verdadera identidad

Te aseguro que tu mamá te lo dijo alguna vez: –crees que lo sabes todo pero estas equivocado-.

En tus veintes sientes una desesperada urgencia por agradar a los demás. Trabajas en ser el mejor en lo que te apasiona, pasas horas y horas intentándolo.

¿Intentando qué? Aún no lo tienes claro.

Ser el mejor, ganar un sueldo que cubra más de lo básico, tener tu propio piso o departamento, empezar a crearte un nombre en el mundo laboral, tal vez estás iniciando un Startup, genial.

En tus veintes no tienes ni la menor idea de qué es lo que realmente quieres en la vida.

Y está bien, es un proceso normal y muy valioso. Seguramente lo viviste o lo estás viviendo. Éxito y aprende todo lo que puedas.

En tus años veinte descubrirás todo aquello que no te acerca a tus sueños y objetivos, pero también descubrirás lo que sí te funciona y te pone en el camino adecuado. ¡Aprende mucho de los errores! No hay nada que te enseñe más que los errores.

Lo que le funciona a otros no necesariamente te funciona a ti.

Cuando una marca no tiene una identidad, y más importante aún, “una historia”, está en sus años veintes.

No es que nunca más cometas errores y experimentes pero ya tienes que sentar cabeza y definir qué es lo que verdaderamente importa ¿que te define?

  • ¿Cuáles tu historia?
  • ¿Qué te ha traído aquí?
  • Y ¿por qué haces lo que haces actualmente?
  • ¿Aún sientes el impulso desmedido de hacerlo que haces?
  • ¿Lo haces con pasión o por mera cotidianeidad?
  • ¿A dónde te diriges?

Cuando contestas estas preguntas tendrás clara la dirección no solo de tu empresa sino de tu vida.

Cuando contestas esas preguntas habrás definido tu identidad.

Recent Posts
Comments

Leave a Comment